СтаВл Зосимов Премудрословски
Detective loco. Detective divertido


– En San Petersburgo, un monumento fue robado a la nariz.

– y que?

– Me gustar?a investigar este caso, si me lo permite, O Hon. Sr. Marshall.

– Que mаs nariz, nadie me ha informado, habla mаs claro. ?Quе monumento les cortaron la nariz?

– Bueno, con Gogol..

– La nariz de Gogol cortada?

– No, Gogol tiene una historia sobre FNL.

– y que?

– En honor a esta historia, se erigiо una placa conmemorativa en San Petersburgo y fue robada. Y sе mаs o menos quiеn lo hizo.

– ?Sin hogar o quе? Nadie mas. El es de cobre. Y que quieres de mi?

– Aborde este negocio, cartucho.

– As? que ponte a trabajar, ?quе te pasa? Pero solo en tu tiempo libre.

– Pero necesitarе gastos, gastos de viaje, comidas, alojamiento en hotel, viajes en taxi.

– M-si. Era necesario comenzar con esto. Eso es solo para llegar a San Petersburgo, tambiеn puedes tomar la liebre en tren, el asunto de Bomzhovskoe, as? que no hay nada para este hotel. Puede cambiarlo en la estaciоn o, en el peor de los casos, en las personas sin hogar en el sоtano. Con ellos devorarаs. Y en la ciudad ya pie puedes caminar junto a los lugares de interеs de San Petersburgo. No hay dinero en el presupuesto hasta que termine de construir la caba?a. Bueno, me entiendes?

– ?Y de la caja de mi Strongpoint? Recog? un poco aqu? por multas de granjeros colectivos.

– y mucho?

– S?, eso es suficiente por primera vez.

– De acuerdo. Tоmalo de la cuenta. Si resuelve el problema, pagarе los costos de los recibos de ventas, ?pero no? No me corresponde a m? decidir, porque el dinero es p?blico.

– Bien, Eximendius Janis oglu Snegiryov. Por supuesto, tengo poco tiempo, pero se me ocurrirа algo. – Ottila colgо el telеfono y se quedо contento sobre la mesa, con los brazos extendidos.

– Aqu? estа, un nuevo negocio! Ahora se enterarаn de m? en Petrovka 38.

La puerta crujiо y aparecieron las inmensas dimensiones de Isolda Fifovna, su mitad principal.

– ?Comerаs? – preguntо mansamente, – y no te revuelques sobre la mesa, tambiеn la limpiе.

– ?Desayunarе aqu?!

– ?Quе significa AQU?? ?Soy como una camarera o algo as?? Ve a la cocina y come como todos los demаs. No voy a llevar.

– Me encantar?a, pero Marshall deber?a llamarme.

– Mariscal? Yo dir?a que s?. Entonces espera. El hijo traerа ahora lo que queda. Y sal de la mesa, Sherlock Holmes… Jajaja … – se riо y entrо en la segunda mitad de la caba?a.

La puerta de la calle crujiо y el cabo Incephalopath apareciо en el umbral.

– ?Puedo tener un cartucho?

– Entra y siеntate… Tenemos un negocio… Ma?ana iremos a San Petersburgo. – Ottila se levantо, se volviо y se sentо en una silla.

– ?Por quе?

– El monumento robado a la nariz de Gogol busca.

– Aaaaa … – El encefalopata entrо y se sentо en una silla para subordinados y visitantes, despuеs de haber pisado un pie. – Recuerdo, Bos…

Apulasa SEGUNDO

Harutun Karapetovich parec?a delgado y largo. La cara era una t?pica caucаsica. El cabello es gris, largo hasta los hombros, incluso como paja. En Tiechka hab?a una calvicie sоlida obtenida del trabajo anterior como conserje de los trabajadores invitados. Anteriormente, trabajо como ganadero, despuеs de diez a?os en prisiоn, como preso pol?tico. La anеcdota contо sobre Lenin, el l?der del proletariado, e incluso los cerdos, al auditor del consejo de la aldea, y tronо. Lenin habr?a reaccionado mаs fаcilmente, solo se habr?a re?do, pero las autoridades locales all?, no. Pero fue en la era post soviеtica. Y por lo tanto, con la desapariciоn del sistema soviеtico, los antecedentes penales tambiеn desaparecieron. Fue rehabilitado y recibiо beneficios de gas. Pero con su retiro, quiso ser ?til para la sociedad, y luego la esposa del nuevo polic?a del distrito atrajo con sus ojos azules y… el resto es HACK… Entonces, creo, sin jurar… As? que fue al cabo para al oficial de polic?a del distrito, y el rango permaneciо del servicio del ejеrcito.

Le gustaba el detective inglеs Poirot y, por lo tanto, fumaba una pipa como Holmes, simplemente los confundiо. Llevaba sombrero y bigote, como el de Elkyl, solo georgiano. Incluso un bastоn comprо uno similar y un abrigo de los trabajadores del Teatro Mariinsky de Оpera y Ballet por una caja de alcohol ilegal. Los zapatos fueron hechos por encargo por un vecino que se desempe?aba como zapatero en la zona. Incluso los golpeо con alfileres y cuando caminо, especialmente sobre asfalto, hizo clic como un caballo o una ni?a de Broadway. Su nariz era como la de un аguila, y sus grandes ojos eran como los de un lеmur.

«Entonces,» dijo Ottila, y se sentо en una silla especial. Izya cerrо la puerta y entrо en la oficina. En una bandeja llevaba huevos revueltos fritos con pescado y su jugo de ajo reciеn exprimido favorito. – Vamos mаs rаpido, de lo contrario la pitоn ya estа retumbando.

– ?Fuuuu! – Incephalopath hizo una mueca, – ?Cоmo lo bebes? Puedes relajarte…

– ?Quе entender?as en exquisito gourmet? No bebas Personalmente me gusta -ulk.. – tomо un sorbo de Ottila y.., – Uhhh, – eructо a un lado. Dio un salto y corriо hacia el rincоn mаs alejado de la oficina. Un trago de tubеrculos con forma de niebla saliо de la garganta del recinto e instantаneamente, como gases lacrimоgenos, inundо toda la habitaciоn. Arutuna fue atrapado con un espasmo asmаtico y cuando tosiо, no estaba preparado.

– ?Estar?a avergonzado o algo as?? Soy adecuado para tus padres.

– O tal vez una madre? – Ottila estaba experimentando huevos revueltos y, con un bocado, escupiendo migajas, estrictamente ladrо: – Todos tienen su propio gusto, dijo el hind?, bajando del mono y limpiаndose la polla con una hoja de plаtano. ?Quieres un ojo?

– ?Oh! Lo siento, patrоn, olvidе algo … – Arutun Karapetovich estaba avergonzado y se sentо en una silla.

De repente, una puerta de entrada de la calle crujiо y una anciana de unos cien a?os entrо en la oficina.

– ?Quiеn no cerrо la puerta? Estoy ocupado, abuela!!! – Bug Klop y se atragantо…

La esposa escuchо la tos y corriо hacia еl con una hoja y un bol?grafo, para que еl escribiera un testamento. Pero al ver su inutilidad, balanceо y golpeо a su esposo en los omоplatos huesudos. Ottila escuchо y escupiо la yema.

– Uh, Harutun, un viejo cart?lago, ?por quе no cerraste la puerta cuando viniste? Y t?, abuela, sal, tenemos una reuniоn.

– Como? preguntо la abuela sorda.

– ?Gru?ido! ven despues de la cena!! – dijo Klop en voz alta.

– Come, come, cari?o con una maravilla… Esperarе. – la abuela sonriо y se puso en cuclillas, ya que no hab?a mаs sillas, y no era costumbre ceder aqu?, y nadie de la audiencia vino a su mente.

– ?Quе tipo de almuerzo? ?Eh? Estoy desayunando… Y luego en la agenda: trabajar con subordinados. Ottila agitо su mano y, sosteniendo una cuchara con un trozo de huevo, tirо el moretоn directamente en el ojo de Harutun, ?y t?? – se subiо a una silla, – no agradeciо la mediocridad, – luego se subiо a la mesa, – solo se puede comer luz de luna y golpearse las caras. No voy a caminar como un coyote … – y como un acrоbata, usando un salto mortal, saltе de la mesa al piso, – y te aguantе … ?Escribe una declaraciоn y un punto!

– ?Quе afirmaciоn? Que estas gritando «Isolda Fifovna lo interrumpiо con un grito de King Kong».