СтаВл Зосимов Премудрословски
Detective loco. Detective divertido


– Bien hecho en el establo son, pero bien hecho.!!..

– .. Gilipollas… je je je… Salaga. – Otila golpeо suavemente la parte posterior de la cabeza a su hijo, pero Izya esquivо y lanzо un contraataque directo a la moneda de diez centavos (nariz) de su padre, como le ense?о.

– Uh..– Ottila se animо, ocultando el dolor, su mano solo se crispо y sus ojos derramaron lаgrimas, – Bueno, entonces, ?mamа te estа alimentando o no?

– Feeds. Deliciosamente se alimenta … – el hijo comenzо a pellizcar su oreja izquierda … – ?Y luego mi hermana y quiеn?

– ?Y t? y mi hermana? … ?Y t? eres GENTE! – el padre sonriо y se puso las gafas, bajо de la mesa a una silla y procediо a escribir mаs, arrodillаndose para que fuera mаs alto.

– ?Y quе significa para nuestra AUTORIDAD, esa semana… este… vino otro presidente …, estadounidense, el KGB estа durmiendo y la gente estа preocupada?

– ?Quе mаs es tal presidente? – Los ojos de papа salieron de debajo de las gafas.

– Y el que cierra con el Poder en la habitaciоn cuando te sientas en el ba?o durante tres horas,..

– ?Y luego quе?

– .. luego, se r?en y jadean, como los gatos en marzo en las calles por la noche, y hasta chillan como lechones cuando estаn castrados. Y salir, como despuеs de un ba?o, mojado.

– ?Y dоnde estoy en este momento? – Padre se sacudiо.

– Y todav?a te sientas en el ba?o por una hora …, y luego, como siempre, gritas: "??trae el papel!!!».

– Aqu?, mea!! – escapо de la sonrisa de dientes del general Klop.

– ?Y quе es una «perra»?

– No te atrevas a decir eso nunca mаs. Ok?

– Entendido, aceptado, Amеn. – Me levantе de nuevo, en el mostrador de Izza.

– Tienes una misiоn de combate, descubrir quiеn es este segundo presidente.

– Ya me enterе. Este es su subordinado: Intsefalopath Arutun Karapetovich.

– Este viejo? Еl es treinta a?os mayor que ella y cuarenta y tres mayor que yo. Hey… esto es un tonto, ?es un pariente? – Klop cubriо y comenzо a escribir mаs.

– Ja ja ja ja!!!! – Despuеs de un rato, mi padre explotо de repente y casi se levantо de su silla. As? se re?a, que incluso una palabra censurada no puede explicarse, solo obscenidades. Pero se aferrо al hombro de su hijo. – Oh, ja, ja, vale, vete, tengo que trabajar, y este otro presidente tiene huevos de gallina en su refrigerador, en sus bolsillos y zapatos.

– Ji, ji, – Izya sonriо en silencio, – ?y tal vez un cactus?

– ?Quе quieres…

El hijo estaba encantado y huyо a la primera mitad de la caba?a.

El segundo protagonista y primer asistente del oficial de polic?a del distrito, el cabo Intsefalopat Harutun Karapetovich, un antiguo escritor de gastor, consiguiо un trabajo en la jubilaciоn de mediana edad, ?nicamente por la esposa de Ottila, Isolda Fifovna Klop-Poryvaylo. Era tres veces mаs alto que su jefe y cinco veces mаs delgado que la esposa de su jefe. La nariz estа jorobada, como un аguila y un bigote, como Budyonny o Barmaley. En general, el verdadero hijo de las monta?as, que al comienzo de la Perestroika, bajando por la sal, tropezо y adivinо en una garganta, justo en un vagоn de carga abierto sin techo, con carbоn del tren de carga Tbilisi-SPb. En la estaciоn, Lyuban se despertо y saltо. Trabajо aqu? y allа hasta que conociо a la esposa del polic?a del distrito mientras beb?a. Ella lo recomendо como primo del Cаucaso.

Despuеs de terminar el trabajo, Ottila Aligadzhievich Klop, como siempre, tomо un retrato fotogrаfico sobre la mesa con la imagen del presidente en ejercicio, respirо sobre еl, se lo secо en la manga, besо la frente en la coronilla y lo volviо a colocar en su lugar correcto en la esquina derecha de la mesa, apoyаndolo en una caja de lаpices con bol?grafos, goma, lаpices, y un paquete de periоdicos publicitarios picados y gratuitos para la higiene personal. Odiaba el papel higiеnico. Es delgado y un dedo se perfora constantemente a travеs de еl en el momento mаs crucial y luego hay que sacudirlo. Y sacudiеndolo en un espacio estrecho, existe la posibilidad de que un dedo golpee un bloque de madera de la esquina interior de un inodoro de estilo soviеtico y sienta dolor, el instinto hizo que el dedo enfermo se humedeciera con saliva tibia, en lugar de sentir el sabor de sus heces, que usо durante 24 horas, apagando el ba?o para mаs tarde.

Para limpiarse el sudor de la frente, las axilas, los brazos, las piernas y debajo de los huevos, donde sudaba excepcionalmente fuerte, usо una toalla de ba?o con gofres. Usted pregunta: ?por quе no un trapo? La respuesta es simple: la toalla es grande y dura mucho tiempo.

Era demasiado tarde y la familia ya respiraba hace mucho tiempo. Ottila, entrando en la parte residencial de la caba?a, en silencio fue a la cocina, sacо una lata de cinco litros de alcohol ilegal del refrigerador. Confiscado de un vendedor ambulante local. Lo presionо contra el vientre, solo tomо un platillo, en el que yac?a un arenque, mordido por uno de los miembros de la casa. O tal vez esta vieja cabra, Intsephalopath, que no se hab?a cepillado los dientes durante toda su vida y simplemente se hab?a mordido la mand?bula con caries.

«Es por eso que tuve caries», amaneciо Klopa, «besо a Isolda, Isolda Izyu e Izya constantemente besa mis labios en busca de cinco y cuatro veces tra?dos de la escuela una o dos veces al a?o. Esto no es pedofilismo, uno o dos … – Pero los dientes de Incephalopath eran en su mayor?a negros, el cа?amo y las ra?ces sangraban constantemente, pero Harutun no sent?a dolor en absoluto. Este defecto en el ADN no lo perjudicо en absoluto, sino que incluso ayudо con еxito en la investigaciоn.

Ottila se arrugо y quiso volver a colocar el plato en su lugar, pero entrecerrando los ojos hacia el frasco, decidiо no despreciarlo. El alcohol ilegal desinfecta todo. Entonces cambiо de opiniоn y fue a la mesa. Hab?a una peque?a televisiоn en la cocina, y la encendiо en el camino. Tambiеn en el camino, fui a la estufa de gas y abr? la tapa de la sartеn, de puntillas. El aroma, exhausto, simplemente intoxicaba a Ottila e inmediatamente quiso comer uno. Tomо el armario: un plato, una mesa, un pimentero, un cuchillo, pan, mayonesa, crema agria, kеfir, airan, koumiss, ketchup, laurel, una taza, dos cucharas: grandes y peque?as, y, luchando por recuperar el equilibrio, fue a la mesa, se levantо y se cansо: ambas manos hab?an terminado, demasiado sobrecargadas e incluso tuvieron que usar los codos. Todo lo marcado se balanceо lentamente. Ottila tratо de empujar el plato sobre la mesa con la nariz, pero la mesa estaba mаs alta y sus codos comenzaron a hincharse. Ottila se hinchо y dejо todo en una silla. Luego se quejо y, empujando la silla para poder ver la televisiоn, de pie junto a la silla, que actualmente se estа volviendo a calificar como una mesa de actuaciоn, de pie, vertiо ciento cincuenta gramos de alcohol ilegal en el estopar y exhalо profundamente, lo llenо todo de una vez con un trago y lo acompa?о con un fuerte sonido. sonido gorgoteo. Hizo una mueca como un limоn viejo, sin dudarlo, agarrо un pedazo de arenque mordisqueado con sus cinco y mordisqueо la mitad junto con los huesos. Los huesos se clavaron en su paladar y lengua. Se congelо, pero luego recordо el yoga de su padre y olvidо el dolor, como las abuelas o los ni?os olvidan las llaves y otras bagatelas. El siguiente en la fila fue la sopa. La sopa consistiо en los siguientes indigentes: guisantes, chucrut, papas, cebollas fritas con zanahorias en pasta de tomate, cuernos de trigo blando, sеmola, un huevo de gallina mezclado con un trozo de cаscara atrapado, una u?a, del tama?o de un adulto, y sazonado con un trozo de hueso de carne con venas en el piso de la sartеn. La carne, aparentemente, se comiо antes, seg?n el principio: «en una familia numerosa… no hagas clic». Al chupar la sopa ya hinchada y se parec?a mаs a las moscas de caballo, Ottila mordisqueо el hueso y viviо, mientras absorb?a cuidadosamente las noticias. El siguiente n?mero del Call Center estaba en la pantalla del televisor:

– Y lo mаs interesante», continuо el locutor,» … un maestro de Irkutsk era fanаtico de Nikolai Vasilyevich Gogol y simplemente idolatraba su trabajo, especialmente el trabajo «NOS». Toda mi vida ahorrе dinero para un viaje a Leningrado (ahora San Petersburgo), donde se erigiо un letrero de monumento con una nariz larga en una lаmina de cobre, similar a Gogolevsky. Pero la Perestroika interrumpiо todos los planes; ella invirtiо todos sus ahorros en OJSC MMM y, como millones de depositantes, se quedо con un donut hole. Despuеs de calentarse y sufrir un infarto de miocardio extenso, nuevamente comenzо a ahorrar dinero para un viaje a San Petersburgo e incluso en secreto, se disfrazо, recogiо botellas y latas vac?as por la noche en barriles de basura y en las aceras. Y ahora el tan esperado sue?o se hizo realidad en diez a?os. Ella vino a la ciudad capital el hеroe de San Petersburgo. Y, al enterarse en la oficina de consultas donde se encuentra el monumento tan esperado y esperado, se apresurо con las cosas en el transporte p?blico con tres transferencias, ?por quе con las transferencias? Es solo que Moskvichka estaba sentado en el mostrador de informaciоn, y a los moscovitas, a diferencia de Pitertsev, les gusta enviar a otro lado, como esta vez. Habiendo llegado cinco horas despuеs del lugar tan esperado, mirо a su alrededor y, al no encontrar nada similar, decidiо preguntar a los oficiales de patrulla cercanos que vigilaban atentamente a los trabajadores migrantes migrantes que iban a estafarles a las abuelas:

«Queridos», los llamо, uno de ellos respondiо y se volviо hacia ella, "?pueden decirme dоnde se encuentra el monumento al NOS de Gogol?»

– Y aqu?, – el empleado girо la cabeza, – en alg?n lugar aqu?. -y se?alо la pared desnuda y ofanarel: de la placa solo hab?a agujeros en la pared y una plantilla sin manchas, del tama?o de un plato robado con una nariz humana convexa. La abuela muriо inmediatamente debido a un trastorno de ataque card?aco. En esto nuestra transferencia llegо a su fin. Todo lo mejor A

Ottila bebiо otro vaso y se fue a dormir. En la oscuridad junto a la cama, se desnudо y trepо para vencer al costado de su esposa, que roncaba en un estrangulamiento. Ella ni siquiera se moviо. Cuando se subiо a su esposa y se encontraba entre la pared y su esposa, se sorprendiо por los ronquidos y el viento de los labios de la encantadora mitad. Ottila respirо hondo y levantо la parte superior del pecho, un poco mаs grande que la cabeza, metiо la cabeza en la parte posterior del plexo somnoliento de su esposa. Apoyо la oreja en la inferior y cubriо la oreja superior con la parte superior del pecho. Los ronquidos desaparecieron, y еl se quedо dormido como un bebе, en calidez y confort.

Por la ma?ana se despertо acurrucado sobre una almohada. No habia esposa.

Fue al lavabo y, despuеs de lavarse, se vistiо de gala. Se dirigiо a la puerta de la entrada al Strongpoint, tomо la manija y… La puerta se abriо de еl en esta situaciоn y se sacudiо, en el momento en que presionо la manija de la puerta, arrastrando a Ottila al espacio de la Strongpoint, como si no tuviera una criatura aеrea pesada. Volо y chocо contra Mount Wife. El vientre con los senos acolchado y arrojо el recinto hacia atrаs.

– que eres Izoldushka! – Preguntо sorprendido sobre la marcha y luego sintiо dolor en la parte posterior de su cabeza, golpeando el suelo.

– Limpia tus pies, me lavе all?. ella ladrо y continuо limpiando el piso, inclinаndose en la parte baja de la espalda, de regreso a еl. El polic?a rodeо su trasero, se limpiо las piernas, calzо zapatillas con orejas de conejo y entrо en la oficina. Lo primero que hizo, se subiо a una silla, luego caminо hacia el telеfono sobre la mesa y lo llevо a su borde. Levantо el telеfono, se sentо en el borde de la mesa y se lo puso en la oreja. Marcо el telеfono de su jefe y, sacudiendo las piernas, esperо y contо los pitidos.

– Ullah! – Escuchе al otro lado del cable despuеs del quincuagеsimo tono.

– Camarada Mariscal? Esto se llama Sr. Distrito General Klop.

– Ahhhh … ?eres t?? El camarada Marshall estaba disgustado. ?Cоmo estаn las cosas en un lugar nuevo? No llamaste por mucho tiempo, comenzaste a olvidar quiеn e… uh… te da de comer.

– No, ?quе eres, Eximendius Janis oglu Snegiryov? Simplemente no hab?a razоn para molestar a su anciano en vano.

– Baska, dices, un enano?

– Uh… no, lo siento, vete.

– Bien, veamos mаs adelante, sobre la еtica de los subordinados y los propietarios. Bueno, ?quе tienes, algo importante?

– Si!!!

– ?Quе estаs gritando, pigmeo no es ruso?

– Lo siento, si.

– Bien, tambiеn hablaremos sobre los l?mites de la tasa aceptable de conversaciоn telefоnica, adoptada en la primera lectura de la asamblea legislativa de Mosc? y Rusia… Y entonces, ?quе hay de ti, Sneak Bug? Y vamos rаpido, llego tarde a la reuniоn.

– ?Viste anoche el prоximo n?mero del Call Center?

– No, tengo un DiViDishka. Y que?